0

Bizkaia: Plan de lucha contra el fraude fiscal 2014

La Hacienda Foral de Bizkaia identifica los sectores que considera de especial riesgo, entre los que destacan los profesionales liberales y los negocios inmobiliarios.

La Hacienda Foral de Bizkaia ha publicado las directrices de sus actuaciones para la persecución del fraude fiscal para 2014. Llama la atención la formulación explicita del mapa del fraude fiscal que maneja la Hacienda Foral, con identificación de los sectores que considera de especial riesgo.

En primer lugar, los profesionales liberales aparecen especialmente destacados. Mención específica merecemos los abogados, junto con procuradores, médicos y otros profesionales sanitarios. De modo que si usted pertenece a alguno de estos sectores queda avisado: está usted en el punto de mira de la Inspección de Hacienda.

El plan también señala a los administradores concursales y cuantos intervengan en procedimientos de este tipo. Además, serán indicios que podrán llamar especialmente la atención de la Inspección la declaración de rendimientos netos negativos o muy reducidos en proporción a los ingresos, la consignación de gastos desproporcionados en relación con los ingresos, o acreditar cuotas a devolver o a compensar en el IVA. También se investigará la posible interposición de sociedades prestadoras de servicios para reducir la carga fiscal. En una línea similar, se investigará a los administradores sociales que no obtengan remuneraciones por el desempeño de su cargo.

Claramente se aprecia que los profesionales liberales en general, pero muy especialmente los del ámbito jurídico, aparecemos entre los principales sospechosos de la Hacienda Foral. Como abogados, nos congratulamos de ello. Esperamos que sirva, por un lado, para evitar posibles prácticas de competencia desleal y, por otro, para desterrar las sombras que parecen recaer indiscriminadamente sobre todo el colectivo.

La Hacienda Foral también prestará especial atención a los gremios dedicados a obras de rehabilitación de edificios. A ello puede coadyuvar la extensión de la obligación de informar sobre operaciones con terceros a, entre otras entidades, las comunidades de propietarios.

Y, al igual que en años anteriores, no puede faltar la especial vigilancia de las transacciones inmobiliarias. Los esfuerzos se centrarán en las ventas con ocultación parcial del precio y en los arrendamientos no declarados, para lo cual se contrastará, entre otras, la información relativa al consumo de energía eléctrica.

Otro sector identificado como de elevado riesgo fiscal es el del comercio minorista, en relación con el cual se plantean medidas como el seguimiento de los cobros efectuados a través de tarjetas de débito o crédito y de los ingresos en efectivo en entidades bancarias, así como el control de los mayoristas.

Y la misma calificación se aplica a los negocios emblemáticos (?) y los sectores específicamente favorecidos en períodos de crisis económica (??).

Control de deducciones y bonificaciones. El plan también anuncia un especial escrutinio de las deducciones por I+D+i en el impuesto sobre sociedades y de las deducciones por inversión en vivienda en el impuesto sobre la renta, de la utilización de gasóleo bonificado y de la bonificación del impuesto a la electricidad para determinados procesos industriales.

Finalmente queremos hacer referencia a la especial vigilancia que nuestra Hacienda Foral prestará a los nuevos impuestos recientemente concertados, entre las que se cuentan los impuestos que gravan la generación de energía nuclear y el almacenamiento de residuos radioactivos. No parece que vaya a ser fácil para la Inspección localizar a los contribuyentes por estos impuestos en territorio vizcaíno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *