0

Seminario de actualización fiscal 2013

Ayer celebrarmos en Bilbao nuestro seminario de actualización fiscal,  desarrollando los temas que ya anunciábamos en una entrada anterior.

Iñaki abrió la jornada comentando las consecuencias sobrevenidas, en muchos casos muy perjudiciales, derivadas de las novedades introducidas en el régimen especial de sociedades patrimoniales, sobre todo por la extensión de su ámbito de aplicación. Adicionalmente, aportó algunas soluciones para minimizar dichos perjuicios.

Entre las novedades más destacadas del nuevo impuesto sobre sociedades foral, Daniel prestó especial atención a la exención de los dividendos y las plusvalías de cartera procedentes de filiales tanto domésticas como extranjeras y a la posibilidad de deducir fiscalmente el deterioro de las participaciones y del fondo de comercio financiero. Fruto de todo ello, Vizcaya se configura como una localización óptima para sociedades holding.

La nueva Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades, según nos dijo Patxi, recoge una serie de incentivos asociados a la capitalización de los contribuyentes: las empresas que destinen parte de su beneficio a determinadas reservas especiales podrán reducir de su base imponible la dotación a dichas reservas.

Ilazki nos contó que las sociedades sujetas al impuesto sobre sociedades de territorio común podrán solicitar a Hacienda el abono de las deducciones por investigación y desarrollo que no hayan podido aplicar por insuficiencia de cuota en su declaración.

David comentó cómo el legislador foral incrementa la presión fiscal en el ámbito del IRPF para el ejercicio 2014, especialmente para las rentas más altas, pero recortando asimismo los beneficios fiscales tradicionales en el impuesto: aportaciones a EPSV y deducción por inversión en vivienda habitual.

Finalmente, Tony  explicó que los nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo alimentan las dudas de compradores y vendedores, que no se aclaran a la hora de establecer quien tiene que ir a Hacienda a pagar el IVA.  Pocos saben, además, que ambos (comprador y vendedor) responden del pago del impuesto, si no se hacen bien las cosas.

Dado lo innovador de las cuestiones tratadas, es seguro que seguirán dando que hablar durante bastante tiempo.

veronica.garcí[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *