0

Bizkaia intensifica la lucha contra el fraude

Recientemente se han publicado los criterios generales de actuación de la Hacienda Foral de Bizkaia contra el fraude fiscal aplicables en este año 2020, coincidiendo con la publicación del borrador del proyecto de Norma Foral por el que implantará, a partir de 2021, el que, probablemente, sea el proyecto de control de actividades económicas más ambicioso de los tres territorios, el proyecto BATUZ, analizado en una anterior entrada de este blog.

Muy resumidamente, señalamos a continuación las novedades más significativas que se incluyen en el plan de lucha contra el fraude de la Hacienda Foral de Bizkaia en este año 2020.

El primer pilar del plan de lucha contra el fraude lo componen las actuaciones de obtención de información:

  • Explotación de los acuerdos internacionales de intercambio de información con trascendencia tributaria para la detección de bienes y derechos en el extranjero de las personas obligadas tributarias. En concreto, en 2020 tendrá efectos el sistema de intercambio de información acordado con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria que permite su actualización automática en las bases de datos forales y su integración con las demás fuentes de información.
  • Análisis de los grupos de empresas que operan en el ámbito de la fiscalidad internacional, a través de la Unidad de Fiscalidad Internacional y Precios de Transferencia creada en el año 2017, poniendo el foco especialmente en la identificación de estructuras y pautas de comportamiento que puedan ser o sean replicadas o estandarizadas para el uso por parte de una pluralidad de contribuyentes y prestando especial atención en la aplicación de los Convenios para evitar la Doble Imposición.
  • Análisis de los contribuyentes y de las operaciones que se encuentren vinculadas con paraísos fiscales, sirviéndose para ello de las bases de datos de información empresarial de alcance mundial y de las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades.
  • Verificación de la tributación de los contribuyentes no residentes por las actividades que se desarrollen en Bizkaia.
  • Economía digital, centrando las actuaciones en el análisis de las plataformas digitales que permiten el intercambio de bienes y servicios, entre las que se puede destacar las utilizadas para la cesión de apartamentos turísticos y otras similares.
  • Requerimientos específicos de información relacionados con prestaciones de servicios de alto valor añadido y/o financieras, verificación de dietas y otras retribuciones exentas de retención y gravamen satisfechas por las empresas.

El segundo pilar del plan de lucha contra el fraude lo forman las actuaciones preventivas, entre las que destacamos:

  • Hacienda Foral de Bizkaia seguirá formando a los escolares vizcaínos en educación tributaria y publicando el listado de personas deudoras con la Hacienda Foral.
  • Durante el año 2020 se realizarán las tareas de adaptación necesarias con objeto de que, a partir de 1 de enero de 2021, surtan efecto los tres elementos configuradores del proyecto BATUZ.
  • La Hacienda Foral de Bizkaia se ha puesto como reto ofrecer un servicio de asistencia de similar calidad e intensidad a Rentanet Etxean al colectivo total de contribuyentes del IRPF en la campaña a celebrar en 2021, correspondiente al periodo impositivo 2020, , ampliándolo, además, a los contribuyentes del Impuesto sobre el Patrimonio. En la práctica, esto implica que los contribuyentes deberán presentar sus declaraciones por estos impuestos en la sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia y, para ello, se aconseja a los contribuyentes ir anticipándose, obteniendo ya una clave [email protected] o certificado electrónico válido, necesarios en la nueva operativa.

Por último, en cuanto a las actuaciones de regularización y cobro, tercer pilar del plan, destacaríamos:

  • La realización de inspecciones a grandes empresas y grupos consolidados, comprobando la correcta acreditación y consolidación de deducciones y otro tipo de incentivos fiscales.
  • El control de las sociedades cuyo activo esté compuesto en su mayoría por bienes no afectos al desarrollo de una actividad económica y que obtengan fundamentalmente rentas pasivas.
  • El seguimiento intensivo a las personas que realicen conductas tendentes a la defraudación en la fase de cobro, mediante el embargo y la ejecución de sus bienes. Se pondrá especial atención en las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento, en las declaraciones de responsabilidad solidaria o subsidiaria y en los grandes deudores. Finalmente, se realizará un seguimiento y control de las empresas declaradas en concurso de acreedores y de las conductas que puedan suponer la puesta de manifiesto de un alzamiento de bienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *